El monje desnudo

Taneda Santóka (1882-1940) , el último monje itinerante de la historia de Japón, escribe en su diario : “No soy otra cosa que un monje errante. No hay nada que se pueda decir de mí excepto que soy un peregrino loco que ha gastado toda su vida de aquí para allá, como las plantas que flotan en el agua que va discurriendo de una orilla a otra. Parece patético pero he encontrado la felicidad en esta vida miserable y tranquila. El agua fluye, las nubes pasan, sin nunca pararse ni establecerse. Cuando sopla el viento, caen las hojas. Como nadan los peces o vuelan los pájaros, yo ando y ando,y sigo adelante…”

el monje desnudo

Sigue leyendo

Helium

El año 2014 ha pasado como un suspiro, y este pobre rincón ha sido prácticamente abandonado como tantas otras cosas se amontonan en mis cajones, siempre he sufrido de procrastinación crónica. Como es costumbre, aunque sea ridículo y borreguil, me he propuesto empezar el año retomando algunos temas que tenía a medias. Con la ilusión del niño que al paso del tiempo reencuentra el juguete desechado en el fondo del armario, he accedido al blog y me he animado a colgar esta diminuta entrada.

Es un bocado amargo que me ha costado digerir, pero al fin y al cabo ya hace tiempo que la copa de Campari no me ofende como antaño.

Hasta pronto.

( Subtítulos disponibles )

El príncipe feliz

Hoy al atardecer he visto un grupo de golondrinas volando dirección al sur, me he quedado embobado unos minutos contemplándolas.  De repente me ha venido a la cabeza el popular cuento de “El Príncipe feliz”, recuerdo haber leído este cuento durante mi infancia decenas de veces antes de ir a dormir.

libro-el-principe-feliz-857293-0-s-307x512

Sigue leyendo

Arameo en peligro

Maalula es un pueblo cristiano  situado a noroeste de Damasco ( Siria ).  Según wikipedia : Maalula, en árabe: معلولة Ma’loula, del arameo: ܡܥܠܐ, ma`lā, ‘entrada’, que presenta la peculiaridad de poseer una de las últimas poblaciones que hablan arameo.

Es un pequeño e interesante pueblo en el que las casas, pintadas de color arena y azul plateado, cuelgan de las escarpadas paredes de un acantilado. Sigue leyendo