Burbuja de tetas de silicona

Noy hay mal que por bien no venga, y la crisis ha frenado en seco las inmundas operaciones de aumento de pechos. Durante los años de “bonanza?” muchas jóvenes, y no tan jóvenes, han destrozado sus cuerpos con la fiebre de implantes de silicona. Los motivos por los cuales una mujer puede arriesgar su vida y gastarse una desorbitante suma de dinero que un muchas ocasiones ni dispone por lucir unas “lolas” recauchutadas son un misterio para mi. ¿ Fueron el reclamo infalible para captar la atención del macho alfa mononeuronal montado en un Porsche Cayenne hipotecado ? ¿ Lo hicieron para sentirse mejor con ellas mismas ? ¿ Porque lo hizo la vecina ? ¿ Fue el regalo de aniversario del marido o amante triunfador ? Quien sabe, en cualquier caso veo mucho dolor. Y no hablo del dolor que debe provocar una operación de este tipo, hablo del dolor psicológico y económico que conlleva. Muchas de las operaciones fueron financiadas en cómodos plazos por entidades y chiringuitos financieros. Unos plazos que durante mucho tiempo a más de una van a pesarle más que sus nuevas tetas. Para hacernos una idea de la magnitud de la tragedia podemos echar un vistazo a la cotización en bolsa de una las empresas que fueron el paradigma del recauchutado exprés de pechos captando almas incautas mediante incesantes mantras en radio y televisión.

De casi 12€ a prácticamente 0€ en 6 años.

CORPORACIÓN DERMOESTÉTICA, de casi 12€ a prácticamente 0€ en 6 años.

Al igual que la burbuja inmobiliaria, la burbuja tetil se infló a fuerza de pujar a crédito por un servicio o un producto determinado. Este es uno de los indicadores básicos que creo que hay que identificar cuando se analiza si algo está caro o está barato, cuando la demanda se dispara a golpe de crédito la burbuja se infla hasta que explota.

Las burbujas se forman normalmente siguiendo un patrón similar, y llegan a su apogeo cuando la masa borreguil accede al activo mediante crédito, en lo que se llama la “fase de manía”.

Atención a la "fase de manía" impulsada por el crédito desbocado.

Atención a la “fase de manía” impulsada por el crédito desbocado.

Espero que os hayais entretenido. Antes de despedirme me gustaría compartir con vosotros el siguiente hallazgo producto de arqueología googliana que me llevó hasta el insigne foro “enfemenino.com” y que guarda joyas de valor incalculable en su interior. A continuación un hilo que no tiene desperdicio : Alguien ha pedido un credito para un aumento de pecho ?? Foro enfemenino.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s